Me enamoré de una mujer sin nada
pero desde su fortuita llegada
en mi vida no puedo más vacilar :
yo sé realmente que tengo que actuar

Porque fue el señor Silvio Rodríguez el que dijo
que el amor cobarde se queda fijo
y fué su olor que se plasmó en mi nariz
y desde entonces mi corazón está tan feliz

Aunque hace un parpadeo que la conozco
ya estoy seguro que es todo lo que busco
y sus labios carnosos cantan mi nombre
es algo inevitable, debo ser su hombre…
es algo inevitable, debo ser su hombre…
es algo inevitable, debo ser su hombre…

Pero fue la última vez que vi a esa dama
veinte años más tarde pienso en ella en mi cama
Aún así pensar en ella no me produce dolor
porque guardo conmigo su inigualable olor

[inspirado en la canción « Óleo de mujer con sombrero » de Silvio Rodríguez]

Advertisements